Archivos de Asturias - Consejería de Educación, Cultura y Deporte

Estás en

CÁMARA AGRARIA DE TARAMUNDI

 

Nivel de descripción: fondo

Identificación

Código de referencia:
ES.33071.AMTA/CAT 
Título:
CÁMARA AGRARIA DE TARAMUNDI 
Fecha (s):

Fechas de formación: 1932 / 1995

 
Volumen y soporte:

62 cajas

 

Contexto

Productor/es:

Cámara Agraria de Taramundi/ Hermandad de Labradores y Ganaderos de Taramundi

 
Historia institucional/Reseña biográfica:

Aunque las Cámaras Agrarias son instituciones con una dilatada trayectoria histórica, que arranca con el Real Decreto de 14 de noviembre de 1890 que reguló en su articulado de forma detallada las Asociaciones agrarias denominadas Cámaras Agrícolas, las Cámaras Locales son entidades mucho más recientes, surgidas de la estructura sindical surgida tras la Guerra Civil para la ordenación del agro español.
Las primeras Cámaras Agrícolas eran asociaciones de adscripción profesionales voluntaria y tenían delegadas funciones que anteriormente correspondían al Estado y a los Municipios, entre otras: policía rural, apertura y conservación de caminos rurales, vigilancia para la conservación de los desagües de las aguas corrientes y estancadas cuyo mantenimiento no hubiera sido encomendado a los Sindicatos de Riegos ni estuvieran regidas por la Ley especial de Aguas, etc…..Dichas Comunidades de labradores aprobaban sus propias Ordenanzas, disponiendo de un Jurado que podía imponer multas por las infracciones cometidas a las mismas, y elegían un Sindicato para representarlas y ejecutar sus acuerdos.
Con la II República se disolvieron las Juntas Directivas de las Cámaras Agrícolas Oficiales y se reemplazaron por Comisiones Gestoras, hasta el año 1933 por un Decreto de 28 de abril se instituyen las nuevas Cámaras Agrarias, disolviéndose las Comisiones. Su naturaleza jurídica era la de Corporaciones Oficiales, bajo la dependencia del Ministerio de Agricultura y que paradójicamente carecían de socios agricultores.
Estas Cámaras Agrarias eran órganos de consulta y colaboración de la Administración Agraria, sometidas al control presupuestario del Ministerio de Agricultura. Desde el punto de vista organizativo, contaban con una Asamblea en la que estaban representados los Sindicatos.
Tras la guerra civil, el Decreto de 17 de julio de 1944 sobre Unidad Sindical Agraria encomienda a la Delegación Nacional de Sindicatos el asentamiento en todo el territorio nacional de Hermandades Sindicales del Campo. Las citadas Hermandades Sindicales tenían encomendada la representación y disciplina de los intereses económico-sociales de los agricultores y sus funciones se extendían al orden social, económico, asistencial, comunal, de asesoramiento y colaboración con el Estado.
Las Hermandades Sindicales Provinciales convivieron hasta el año 1947 con las Cámaras Oficiales Agrícolas y el Consejo Superior de Cámaras. En ese año, mediante Decreto de 18 de abril, se fusionaron, creándose las Cámaras Oficiales Sindicales Agrarias (C.O.S.A.), cuya naturaleza jurídica respondía al de una Corporación de Derecho Público.
Las funciones de estas Cámaras Oficiales Sindicales Agrarias eran bastante amplias, pasando a ser cuerpos consultivos de la Administración en materia agraria y a actuar como órganos ejecutivos y como organismos sindicales integradores de las Hermandades Sindicales del Campo, para la representación y tutela de los intereses de los agricultores.
En el año 1972 se creó la Hermandad Sindical Nacional de Labradores y Ganaderos que aglutinó a todas las Hermandades Sindicales Locales, a las Cámaras Oficiales Sindicales Agrarias, a los Sindicatos Nacionales del Sector del Campo, a las antiguas Cooperativas del Campo y a la Mutualidad de Previsión Social Agraria.
Por Real Decreto 1336/1977, de 2 de junio (BOE nº 142, de 15 de julio de 1977), por el que se dictan las normas reguladoras de las Cámaras Agrarias, se crean las Cámaras Agrarias Locales, tal y como las conocemos hoy en día, además de determinar que en cada provincia existirá una Cámara Agraria Provincial.
Estas Cámaras Agrarias Locales se subrogarán, en su ámbito territorial respectivo, la titularidad de los bienes y derechos que constituyen el patrimonio privativo de las actuales Hermandades Locales y Comarcales, Cámaras Oficiales Sindicales Agrarias y Hermandad Nacional de Labradores y Ganaderos.
Por otro lado, producidos en gran parte los traspasos de servicios en materia de agricultura y ganadería a todas las Comunidades Autónomas, pareció oportuno elaborar una norma estatal, que sin menoscabo del bloque competencial, regulara los aspectos esenciales de la materia y permitiera a las Comunidades Autónomas desarrollar este tipo de competencias. Esa norma estatal aludida es la Ley 23/1986, de 24 de diciembre, por la que se aprueban las Bases del Régimen Jurídico de las Cámaras Agrarias.

 
Historia archivística:

Se desconoce, los fondos se organizaron en 2001 en el marco del Plan de Recuperación de Archivos Municipales de la Consejería de Educación y Cultura.

 

Contenido y estructura

Alcance y contenido:

Fondo poco voluminoso pero relativamente completo, en la mayor parte de sus series y tipologías, en especial a partir de los años setenta. Destacan por su importancia para el conocimiento de la institución las series de Libros de Actas de Asamblea Plenaria (1945-1995), así como los del Cabildo Sindical de la Hermandad Local de Labradores y Ganaderos (1962-1977), los de las Juntas de Seguros Sociales (1957-1976) y un único libro de la Junta Local de Reproducción Ganadera.
De la Secretaria del organismo se conserva la serie íntegra de correspondencia desde 1959, así como sus registros de correspondencia desde 1950 y de socios desde 1947. También se conserva una serie completa de memorias de actividades desde 1956 -hay asimismo una de 1948- cuatro reglamentos del organismo fechados entre 1944 el más antiguo y 1981 el más reciente.
Se conservan expedientes de elecciones desde 1954, estadísticas y censos de explotaciones desde esa misma fecha y estadísticas de cultivos desde 1952.
Aparecen en el fondo materiales relativos a formación agraria, si bien en escaso número y de producción reciente (1972-1991). En cambio quedan pocos restos documentales y muy descontextualizados, tanto en fechas como en tipologías, en relación con el patrimonio cameral, contrataciones y obras.
Se conservan declaraciones de cultivos desde 1958 y relaciones de cupos de gas-oil para lso asociados desde principios de los años setenta.
La gestión económico-administrativa de la Cámara y los asuntos mutuales generan el mayor volumen de materiales documentales del fondo, se conservan cuentas generales desde 1945, libros de caja desde 1941, listas cobratorias desde 1961 y diversos libros de contabilidad, el más antiguo un diario de intervención de pagos fechado en 1932.
De la Mutualidad Agraria se conservan en el fondo actas de sesiones de la Comisión Local de la Mutualidad (1965-1978), certificados de cotizaciones desde 1967, cuentas ((1961-1987), libros de caja (1961-1987) y correspondencia desde 1961. Con todo la serie más completa es la de nóminas, íntegra desde 1945.

 
Sistema de organización:

Cuadro de clasificación de naturaleza orgánico-funcional

 

Acceso y utilización

Condiciones de acceso:

Libre

 
Características físicas y requisitos técnicos:

Buen estado de conservación

 
Instrumentos de descripción :

Inventario topográfico impreso por ordenador, elaborado en 2001 por Agyca Asturias S.A.

 

Documentación asociada

Unidades de descripción relacionadas:

Fondos de la A.I.S.S. custodiados en el Archivo Histórico de Asturias.

 

Notas/Observaciones

Control de la descripción

Nota del archivero:

Inventario: Agyca Asturias S.A. Descripción a nivel de fondo: Ángel Argüelles Crespo

 
Fecha de descripción:

12 / 2004

 
 

Información sobre el documento

©2012, Gobierno del Principado de Asturias